Atragantamiento en bebés: cómo actuar

Atragantamiento en bebés: cómo actuar

  • Categoría de la entrada:CRIANZA / SER MAMÁ
  • Publicación de la entrada:19 abril 2020

Llevárselo todo a la boca; esa es la forma en la que nuestros bichitos empiezan a experimentar con el mundo que les rodea. Ni que decir tiene que cuando son tan pequeñitos, obviamente tenemos que estar pendientes de ellos en todo momento, vigilando que no tengan a su alcance objetos con los que se puedan atragantar, pero somos humanos y los accidentes, a veces, pueden ocurrir de la forma más inesperada. 

Los atragantamientos se dan cuando algún alimento u objeto queda atrapado en las vías respiratorias impidiendo el paso del aire a los pulmones. Como medidas de prevención ante este tipo de casos, recomendamos las siguientes:

  • Evitar que el bebé gatee, ande o se desplace con comida o juguetes en la boca.
  • Mantener fuera de su alcance alimentos y objetos pequeños que pueda llevarse a la boca.
  • Cuando empiece a comer sólidos, vigilarle todo el tiempo mientras come, evitando alimentos susceptibles de quedarse atrapados en su garganta: palomitas de maíz, salchichas, frutos secos, caramelos, uvas, habas, …

A pesar de estas recomendaciones, como decíamos antes, en ocasiones puede ocurrir algún accidente y, en ese caso, es vital que sepamos cómo actuar sin perder la calma. 

Por si llegara a suceder, la Fundación Mapfre ha puesto en marcha la campaña #SOSRespira, donde a través de su web y una app con el mismo nombre, indican las pautas a seguir en caso de atragantamiento en niños y en bebés de menos de un año. Centrándonos en estos últimos, os resumimos el contenido de la guía, que puedes descargar aquí: GUÍA SOS RESPIRA

Atragantamiento en lactantes

EN CASO DE OBSTRUCCIÓN LEVE

Si observas que tu bebé se ha podido atragantar pero puede emitir sonidos y/o toser fuerte, se trata de una obstrucción leve de la vía aérea. En este caso, lo que debes hacer, además de mantener la calma, es: 

  • Incorpóralo y simplemente anímalo a toser. Si puede hacerlo, quiere decir que sus vías respiratorias están solo parcialmente obstruidas y con la tos debería ser suficiente para expulsar aquello que haya podido causar la obstrucción. 
  • Si aún tosiendo observas que el problema persiste, llama al 112 y sigue las indicaciones de los profesionales médicos.

EN CASO DE OBSTRUCCIÓN GRAVE

En caso de que tu pequeño tenga una tos débil, que no pueda emitir sonidos o la piel adquiera un tono azulado, debes actuar rápidamente de la siguiente manera:

  • Si el bebé está consciente, pide a alguien que llame al 112 urgentemente (si está sola, lo primero que debes hacer es intentar desobstruirle y, a continuación, llamar tú misma); mientras tanto, tú sujetas al bebé boca abajo y, apoyándolo sobre el antebrazo, le sostienes la cabeza y la mandíbula con tu mano mientras le das 5 palmadas en la espalda, justamente entre las escápulas, favoreciendo así la salida del objeto o alimento que esté causando la asfixia. 
cómo actuar en caso de obstrucción
  • Si la obstrucción continúa, sigue la operación, esta vez colocando al bebé boca arriba apoyándolo sobre el antebrazo y sosteniendo la parte posterior de su cabecita sobre la palma de tu mano; coloca dos o 3 dedos en mitad de su pecho y realiza 5 compresiones torácicas. 
Cómo actuar en caso de obstrucción
  • Continúa con ciclos de hasta 5 palmadas en la espalda y hasta 5 compresiones torácicas hasta que el objeto salga y el bebé pueda respirar, toser o hablar; en caso de que la maniobra no funcione y el bebé llegue a perder el conocimiento, pasamos a actuar con celeridad tal y como se indica a continuación.

SI EL BEBÉ DEJA DE RESPIRAR O ESTÁ INCONSCIENTE

si deja de respirar o está inconsciente
  • Lo colocamos en una superficie firme, tumbado de espaldas y comprobamos que efectivamente no responde o no respira. 
  • Si aún no se ha efectuado la llamada al 112, es urgente que alguien llame mientras se inicia la reanimación cardiopulmonar (RCP) de la siguiente manera: 
  1. Abrimos la boca del pequeño y buscamos el objeto o alimento causante del problema. Si lo ves y está accesible, sácalo con los dedos e intenta hacerle 5 ventilaciones. 

  2. Continúa la reanimación cardiopulmonar alternando 15 compresiones torácicas con 2 intentos de ventilación. 

  3. Tras 1 minuto de reanimación cardiopulmonar, si estás sola y no se ha hecho antes, llama al 112 tú misma y continúa con ciclos de 15 compresiones y 2 ventilaciones. 

  4. Cada vez que abras la vía boca del pequeño para realizar las ventilaciones, busca el cuerpo extraño si aún no lo has sacado. 

  5. Continúa con la reanimación cardiopulmonar hasta que el bebé se mueva o respire, o hasta la llegada del servicio de emergencias médicas

Esperamos que esta información os sea de utilidad, únicamente por vuestra tranquilidad y no porque la tengáis que poner en práctica algún día 🙂

Fuente:  Fundación Mapfre: https://www.fundacionmapfre.org/



Deja una respuesta